Sofía Tinoco Torres

Enfokt by Intersite

sofiatinoco@intersitecr.com

¿Ya sabes que estudiar?

La decisión de elegir carrera, muchas veces resulta algo tormentoso y tedioso para algunas personas. Sin duda es una de las decisiones más importantes que se debe tomar en la etapa de la adolescencia por eso puede generar ansiedad, temores e incluso mucho estrés.

Sí estás pasando por este momento decisivo, algo que puede ayudarte a tranquilizarte es el hecho de que la respuesta está en vos mismo(a). ¡Así es!, la clave está en el cómo reconoces y organizas la información para al final poder tomar una buena decisión. Y es aquí donde viene el tema de nuestro post de hoy: “La Vocación” ¿Has escuchado la frase: “La mejor forma de empezar es por el principio”? bueno, con el tema de elegir tu carrera: ¡ocurre lo mismo!

Así que vamos a empezar por lo primero: La Vocación. Esta la podés entender como la firma y huella personal de cada quién y se manifiesta en diferentes ambientes: social, académico y laboral. Además es una palabra que implica sentir inspiración a realizar ciertas tareas…es como el enamoramiento ¿qué pasa cuando estás enamorado(a)? Querés ver a la persona todo el tiempo, compartir con ella, aprender más de ella, etc.

Lo mismo pasa con la Vocación, cuando descubres cuál es la tuya, viene esa inspiración e interés que te ayudan a aprender más y más, buscas especializarte para ser cada vez mejor pero sobre todo puedes disfrutar cada aspecto del camino.

Así que este es el punto de arranque que te ayudará a elegir tu carrera de una forma más acertada, por lo que ahora que ya tenemos claro qué es la Vocación, podemos repasar cuáles son esos 4 aspectos que son clave para que puedas descubrir la tuya:

1. Intereses

Los intereses son aquellos que te dan motivación para practicar ciertas actividades, implica deseos de lograr algo, de hacerlo y de aprender sobre algún tema.

Así que en tu caso ¿Qué temas te apasionan: las ciencias, matemáticas o quizás las artes, música… o más bien ver cómo puedes ayudar a la gente? Los intereses pueden ser muchos y varían en todas las personas, así que lo importante es que pienses cuáles son esas cosas que te interesa conocer, y que van de la mano con tus gustos.

2. Valores

Los valores son pautas de conducta, es decir son aquellas que determinan y guían tu camino. Como dice su nombre “valor” esos aspectos que son valiosos para vos, pero  no son bienes materiales, sino que tienen que ver con la forma en la que vives tu día a día, qué consideras importante y te hace sentir bien y pleno(a). 

En el caso de los valores vocacionales estos te dirigen y guían en el ejercicio de una profesión, este es un aspecto igual de necesario que los intereses, ¿qué valoras?: ¿Lo social, lo económico, el liderazgo, la creatividad?

Pensá también: ¿Qué carreras van a permitirte sentirte a gusto porqué vas a responder a esos valores? Es fundamental que sea un complemento pues no sería agradable que estudies una carrera en la que sientas te estás traicionando a vos mismo(a), por lo que sí va acorde a tus valores, te aseguro que cada paso del camino ¡valdrá la pena!

3. Talentos

Los talentos son las habilidades o capacidades que cada persona posee, es en lo que destaca, pues lo hace con mucha facilidad. Lo que comúnmente llamamos: “para lo que sos bueno”, ¿Cuáles son los tuyos? Algunas personas tienen habilidad para jugar fútbol, bailar, inventar cosas, música, escribir o para escuchar a otros.

Las habilidades son muchas y por supuesto, varían en cada quien, todos y todas nacemos con ciertos talentos y en el camino vamos desarrollándolos y volviéndonos cada vez mejor en estas cosas.

Pregúntate: ¿Cuáles son las cosas que hago de forma natural y con facilidad? ¿Qué hago muy bien, y otros reconocen de mí? ¿Qué es aquello que me gusta tanto que lo haría gratis todo el tiempo?

4. Demanda en la sociedad

Finalmente hablamos de esta pregunta que encierra ¿De qué manera tu Vocación va a ser un aporte para la sociedad? Al pensar en tu carrera, es necesario que sepas cómo ésta responde a las necesidades del mundo de hoy, y además debes conocer ¿Cómo está la demanda laboral?

Ciertamente no podemos escoger una carrera sólo porque suena bien, o porque tiene demasiado trabajo, con ello estarías”matando” a tu vocación, pues si resulta que hay mucho trabajo en equis carrera, pero no tienes ni talento ni interés, entonces probablemente serás uno más en la lista de aquellos que se equivocaron al escoger su carrera. Y es que quizás tengas estabilidad económica, trabajo pero y ¿la satisfacción de qué lo que haces te apasiona?

Pero tranquilo(a) prevenirlo ¡es posible!, por eso el reconocer todos los aspectos que hemos venido hablando: interés, valores, talentos y demanda te ayudarán a tomar una buena decisión.

Nuevamente te repito la respuesta está en vos mismo(a), así que te pregunto: ¿Pudiste reconocer estos cuatro puntos en tu vida? Sí es así, entonces puede que estés más cerca de estar seguro(a) cuál es tu vocación, y si no es así: ¡a trabajar en esto!

Recuerda que la Vocación es la base que te dará las herramientas necesarias para que puedas elegir una carrera que sea un complemento para tu vida. Hay muchos elementos que puedes usar a tu favor, así que revísate, infórmate y analiza para que puedas elegir bien.

Es una realidad que el mundo necesita más gente que ame lo que hace, por eso el momento de pensar en tu vocación: ¡llegó!

sofiatinoco@intersitecr.com

Advertisements